Site hosted by Angelfire.com: Build your free website today!

Avances Tecnomédicos en la Cirugía Plástica

 

CONSECUENCIAS DE LA CIRUGÍA PLÁSTICA

 

Toda operación lleva algún grado de riesgo e imprevistos, las cirugías plásticas no se escapan de los riesgos normales para cualquier operación, más aún hay cirugías que se estén realizando son muy prolongadas y difíciles que pueden llegar a tener riesgos significativos. Antes de operarse debe tener muy claro cual es su riesgo específico para la operación que se va a efectuar

Se encuentran los riesgos quirúrgicos, ya que a pesar de tener las mejores maquinarias siempre existe la posibilidad de tener un riesgo en la operación: como lo puede ser un accidente anestésico, una hemorragia posquirúrgica, una infección o una mala cicatrización. Lo que nos lleva a decir  que todo acto quirúrgico implica un riesgo que hay que asumir e intentar reducir al mínimo.

Por ejemplo, en toda anestesia hay un riesgo pero si tenemos un buen equipo de anestesistas y la intervención se lleva a cabo en unas instalaciones autorizadas y dotadas adecuadamente, el riesgo se minimiza. Se asegura que las consecuencias de la cirugía plástica son menores que en otras prácticas quirúrgicas, debido a que los pacientes suelen estar sanos, la mayoría de ellos tiene una edad entre los 18 y 50 años, y la mayor parte de las intervenciones se practica en planos superficiales.

 

No obstante se pueden producir daños físicos y psicológicos, en ocasiones irreversibles. Las consecuencias derivadas de una mala práctica en este tipo de cirugía van desde una asimetría o un excesivo incremento de pecho que puede dañar la columna vertebral, hasta la lesión de alguna parte del sistema nervioso o las graves complicaciones tras una liposucción, que han causado algunas muertes.

La cirujana Carmen Flores explica que las consecuencias que producen estos daños se dan por una razón, ya que por desgracia los pacientes no se informan debidamente de los posibles efectos secundarios ni de si la clínica, cirujano o anestesista están en condiciones para efectuar la operación.

 

Entre las complicaciones más comunes que se presentan al realizarse una práctica quirúrgica tenemos:

1. Perdidas Sanguíneas (hematomas).

2. Infecciones.                                                                                 

3. Dehiscencia de sutura (heridas que se abren).                                             

4. Necrosis de Tejidos (perdida de tejidos como piel o tejido graso).

5. Seromas (acumulación de suero hematico).

6. Hiper o hipo pigmentación de la piel.

7. Cicatrices inestéticas.

8. Irregularidades en las zonas operadas.

Para que ocurra una complicación fatal, se requiere de manera invariable, ser sorprendido por una condición patológica oculta en el paciente, proceder con una actitud quirúrgica agresiva o realizar procedimientos sin el entrenamiento debido.

Afortunadamente gracias a los avances que se han dado en esta práctica, todas las medidas de entrenamiento medico quirúrgico adecuado y planificación pre y post operatoria, acompañadas de sentido común y una actitud quirúrgica moderada nos permiten contar actualmente con un gran margen de seguridad.

 

Entre los riesgos de cualquier intervención quirúrgica habiendo tomado todas las precauciones, se reducen a su mínima expresión.

Precauciones

Las precauciones que siguen a continuación son esenciales para que las consecuencias y complicaciones no se hagan presentes en nuestra cirugía:

Antes de operarse asegúrese de que se le haya aclarado sus riesgos personales para la cirugía que se le realizará, no existe una operación sin riesgos, pero estos son aceptables y menores que los beneficios previstos, en la mayoría de casos.

Para disminuir los riesgos se debe realizar consulta completa previa a la operación con exámen médico que descarte enfermedades o condiciones que dificulten los buenos resultados, la consulta se complementará con exámenes de laboratorio y si es necesario interconsulta con otros médicos por ejemplo el internista para problemas de hipertensión o diabetes y otros.

Un especialista en anestesia realizará valoración antes de la operación

 La operación se debe efectuar en una sala de operaciones con los requisitos indispensables, esta sala debe estar dentro de una institución que pueda ofrecer apoyo en caso de emergencia como posibilidad de transfusión, transporte y cuidados especiales o intensivos en caso necesario.

 Una adecuada elección de su cirujano y sitio donde va a operarse pueden disminuir significativamente los riesgos.

Seguir al pie de la letra las instrucciones de su cirujano y los cuidados después de cirugía será de extrema importancia.

Tomar el tiempo necesario de recuperación según se le aconseje, después de la cirugía. Reingresar rápidamente al trabajo o hacer grandes viajes pueden dificultar la recuperación normal.